De estadístico a minero de datos a científico de datos…

Hace unos meses estuve en un data beers que organizó Accenture que mas parecía una reunión de viejas glorias de Neo Metrics y hablé sobre la transformación de un dinosaurio a un científico de datos, por cierto, me llamó la atención como el resto de compañeros hicieron sus presentaciones con software del siglo pasado y eso que yo era el dinosaurio... Hoy ha salido una noticia sobre el uso de la información de Facebook para tarificar en seguros que define hacía donde quiero ir y los problemas con los que he de lidiar. Así que hoy voy a escribir sobre mi y la transformación del dinosaurio al científico de datos.

Un poco de mi vida. Yo antes fui aplicador de plaguicidas, Infante de Marina, oficial de segunda en mantenimiento industrial,... y por las tardes dio por estudiar y en 2001 me diplomé en estadística y en 2003 sacrifiqué mi sueldo de oficial de mantenimiento para trabajar en una consultora de esas que hace body shopping (yo soy partidario del body shopping) aunque ganaba más y trabajaba menos como oficial de mantenimiento descubrí que me gustaba mucho la estadística, había una web en geocities que lo demuestra, con uno de los primeros cursos de R en español. Al principio, en mi trabajo, hacía eso estadísticas, y a esto lo empezaron a llamar Business Intelligence y allí estaba yo con SAS y mis primeras segmentaciones, mis primeras regresiones logísticas con más o menos acierto y sobre todo con mis primeras reglas de negocio, empezaban a sonar términos como data mining. [La primera entrada de la wikipedia sobre data mining data de 2002]. SAS, Clementine, Pretium, software comercial muy caro, consultoras que se forraron, yo decía que R era capaz de hacer todo aquello gratis, pero nadie me escuchaba. Me gustaba mucho lo que hacía, disfruté y aprendí en telecos, bancos y ASEGURADORAS,... Bueno pues en las aseguradoras conocí a los actuarios y con ellos llevo mano a mano 10 años, ellos me consideran actuario, yo no. El paradigma de como la estadística ha mejorado los negocios es el sector asegurador. En concreto en el ámbito del cálculo de precios que es donde yo trabajo las relaciones lineales entre variables llevan siendo beneficiosas desde hace muchos años tanto para las compañías como para los asegurados.

Me gusta mucho mi trabajo,  llevo 10 años buscando relaciones lineales en aseguradoras. He establecido relaciones lineales en seguros de crédito, multirriesgo, hogar, RC,... pero sobre todo en Automóviles. Además de que me gusta creo que no se me da mal. Ahí está mi curriculum y he cambiado mucho y siempre con un motivo y la compañía para la que actualmente trabajo opina lo mismo que yo hay que ir más alla de las técnicas clásicas de minería de datos, eso ya lo hacen todas las aseguradoras, no es una ventaja, y sobre todo las compañías de venta directa necesitan añadir más a esos modelos de prima de riesgo que tan buenos resultados han dado a lo largo de los años. Ahora no hay data mining ahora hay data science. [La primera entrada en la wikipedia data de 2012] y desde entonces hasta ahora no se para de hablar machine learning, nosql, spark, hadoop, big data, concursos de científicos de datos, del trabajo del nuevo milenio,... La verdad es que da un tufillo a burbuja pero es cierto que es necesario diferenciarse, evolucionar y no seguir encapsulado en crear relaciones lineales cuando el software y sobre todo el hardware nos permite ir más allá. Ya no tengo que ser un actuario (de esos), ahora soy un científico de datos (por más que no me guste el término).

Sin embargo, ¿no nos estaremos pasando? La noticia con la que empiezo esta entrada: Facebook no permite usar su información para personalizar precios a Admirall es un jarro de agua fría pero si no lo permite Facebook usamos R en Twitter y sino Instagram, el BOE, Testra, Google,... tenemos información de muchas fuentes pero en el sector asegurador también tenemos regulación, que no se nos olvide por ejemplo no nos dejan usar el sexo para tarificar (esto perjudica a las mujeres por cierto). Son ellos los que dentro de su marco regulatorio deben establecer los límites, pero es curioso que no te dejen usar el sexo para crear un precio y si te permitan saber si empleas el coche las noches de los fines de semana. Pero no se lo tenemos en cuenta porque están muy liados con Solvencia II para que se forren más consultoras.

"Tengo que dejar de ser un dinosaurio para ser un científico de datos" esto se lo dije una vez a alguien de Amazon Web Services pero inmediatamente después comenté "los dinosaurios pesaban toneladas y duraron 65 millones de años no sé si el Homo Sapiens va a durar tanto" le ruboricé pero en el fondo sabía que yo tenía razón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

[bws_google_captcha]