El desarrollo de la Inteligencia Artificial, un paralelismo con el desarrollo de la aviación

Estoy en el claustro de profesores del Máster de la UNED en Big Data y Business Analytics y revisando la documentación, las clases teóricas y las clases prácticas he decidido incluir una diapositiva que establece un paralelismo entre el desarrollo de la Inteligencia Artificial (IA) y el desarrollo de la aviación. Este paralelismo se me ocurrió tras una conversación con una de esas personas que trabajan en este negocio y son íntegras y honradas [empezamos a quedar pocos]. El caso es que he añadido la siguiente imagen en la formación:

A ver, mi trabajo no es hacer diapositivas bonitas. Planteo un paralelismo que, en mi opinión, describe lo que estamos viviendo ahora. Me ahorro a Da Vinci, la Edad Media y los inicios, estamos más avanzados, tenemos Python… El caso es que podemos hacer nuestros primeros trabajos, estamos en disposición de planear, algunos estamos diseñando parapentes para tirarnos por las colinas y otros ya tienen aviones, aviones como los que hicieron los Hermanos Wright, con mucho esfuerzo vuelan. Seguramente en los ámbitos más avanzados estarán trabajando los primeros aviones de guerra como sucedió en la Primera Guerra Mundial. Igual que en la IA, la mayoría estamos agitando los brazos y dando saltitos al tiempo que decimos “mira como hago IA”, hay proyectos donde ya vuelan pero el coste para levantar el vuelo es mucho. Y por supuesto, en el ámbito armamentístico quizá se estén dando los primeros pasos en verdadera Inteligencia Artificial. Es inherente al hombre destruirse por eso imagino que en la Defensa es donde estarán los proyectos más avanzados.

Estos primeros proyectos generarán otros de mayor tamaño que se podrán empezar a utilizar comercialmente por aquellos que dispongan de más m€dio$ como los primeros bombarderos de la segunda guerra mundial que fueron la semilla de la aviación comercial. Sin embargo, necesitamos ese gran invento, ese gran desarrollo para que esto empiece a funcionar y se pueda democratizar, como sucedió con la aparición del avión a reacción, ese, desde mi ignorante punto de vista, es el giro copernicano en la historia de la aviación. En el caso de la IA podría tratarse de la computación cuántica porque a día de hoy con bits, con 010100100010101111 los tensores sólo pueden hacer aviones como los hizo Oscar Wright o buenos aviones de combate si ponemos medios. Con los 01010111 a un tensor le cuesta una cuadrilla de peones mejorar a un cálculo matricial.

Al final todos estos desarrollos se tienen que transformar en dinero, como la aviación empezó a usar la aviación comercial, al principio serán unos pocos privilegiados y luego se democratizará como está pasando con el precio de los billetes de avión que han bajado su precio (ajustado a inflación) un 50% desde 1980. Después, cuando la AI empiece a funcionar, todos tendremos un teclado basado en IA y nos moveremos en coches autónomos y construiremos aberraciones como el Airbus A380 que no irán a ningún sitio.

Con esta opinión no estoy diciendo que no se invierta, al contrario, es necesario invertir para obtener un uso comercial, con esta opinión estoy alertando. No dejéis que os vendan transbordadores espaciales, que el negocio empieza a oler a humo.